Home » Viñetas » Buenos Aires I: estampas de abandono y su habitabilidad

Buenos Aires I: estampas de abandono y su habitabilidad

María Martínez

Buenos Aires (Argentina), 15 de febrero de 2023

Copyright

Aterrizamos en Buenos Aires, en el aeropuerto internacional, a 40 kms de la ciudad. Esperamos al taxi que debe pasar a buscarnos. Llega tarde. Al subirnos nos dice que la tardanza se debe a que la autopista está cerrada por una protesta por los cortes de electricidad (luego nos contará que los cortes se deben a la privatización del sistema eléctrico y al abandono de las empresas de un mantenimiento del sistema) y que ha de tomar carreteras secundarias para llegar a la ciudad. Salimos del aeropuerto y atravesamos zonas de cruce de vías rápidas intercaladas por edificios que desde la distancia del taxi parecen abandonados o sin terminar de construir. Sin embargo, se ve ropa colgada y algunas plantas en los agujeros donde deberían haber finalizado la construcción de ventanas. El taxi sigue su camino atravesando por debajo algunas vías rápidas. Bajo esas vías rápidas, en el hueco que generan a la sombra de un sol que calienta ya, algunos transeúntes. Algunos caminan, otros parecen esperar al autobús, otros no se sabe si han pasado allí la noche o tienen pensando pasar el día. No sé si son refugios, quizás sí un hueco para refugiarse un rato, un recorte en ese paisaje de abandono para (sobre)vivir. Seguimos el camino, vamos acercándonos a la ciudad de Buenos Aires y lo hacemos atravesando un barrio popular. Casas bajas, algunas más sólidas, otras menos, algunos comercios también. El barrio carece, sin embargo, de asfaltado; allí el Estado no ha llegado ni se le espera. Pronto, como si hubiéramos hecho un salto en el tiempo, el pavimento se asfalta, los edificios crecen y están completos, hay jardines y parques, también un gran cementerio. Llegamos a la que será nuestra casa estos seis meses, hemos cruzado ese paisaje de abandono que parece que no pertenece a la misma ciudad en la que estamos ahora.